Ser incívicos nos perjudica al viajar: Filipinas cerró Boracay para turistas

Filipinas es uno de los países a nivel mundial que cuenta con muchísimos atractivos turísticos, cosa por la que siempre ha sido una de las mejores opciones para las personas que desean conocer lugares espléndidos o simplemente pasar una extraordinaria temporada de vacaciones. Se puede decir que es un país exótico, aunque para algunos sea visto de otras maneras.

En sí, este es un país que siempre nos regala excusas para maravillarnos, siendo una razón latente por la que tanto como los nativos como los temporadistas siempre guardan increíbles recuerdos del lugar. Sin embargo, se han dado situaciones en Filipinas en las que se han tenido que cerrar ciertos lugares por razones variadas.

¿Cuál es la controversia que se esconde detrás del cierre de Boracay?

Son muchas las teorías que han surgido en torno a lo que fue el cierre repentino de Boracay, una de las islas que más turistas atrae para la zona y para Filipinas entera. Sin embargo, la teoría que más sonó fue el hecho de que esta impresionante isla había sido mandada a cerrar por el presidente de este país.

Como titulares en la prensa nacional y mundial, se dio a conocer que la decisión de cerrar la isla, se debe al hecho de que el presidente expresó esta necesidad porque “la isla huele a mierda”, siendo esta la principal razón por la cual se decide el cierre para su posterior limpieza y para que nuevamente pueda ser abierta a los temporadistas.

Esta noticia se dio a conocer a mediados de principio de año, específicamente en abril y desde entonces se cumplió con el cierre prolongado de la isla, siendo custodiada esta medida por autoridades policiales del lugar, esto con la firme intención de que se cumpliera paulatinamente y de que no ingresará ninguna persona al lugar.

¿Qué se pretende hacer luego del cierre de la Isla de Boracay en Filipinas?

La principal necesidad de cerrar la isla de Boracay, se debe al hecho de que se pretende hacer una limpieza profunda de sus aguas, esto con el fin de evitar cualquier tipo de contaminación y de malos olores que puedan perjudicar a los vacacionistas. Esta medida fue adoptada por un lapso de seis meses, tiempo en el que se pretende que se pueda lograr con el objetivo final.

Posteriormente, se pretende reabrir la isla, pero siempre y cuando se pueda tener la firme convicción de que ya se encuentra totalmente acta y de que sus turistas podrán disfrutar plenamente de la misma, esto sin ningún tipo de inconvenientes. Y mantener así, la posición que ha ganado a nivel mundial.

Es importante recalcar que para custodiar esta medida, fueron desplegados aproximadamente unos 600 policías que se encuentran debidamente capacitados para atender cualquier tipo de inconvenientes que se puedan llegar a presentar. Además de que estamos hablando de que esto viene a ser una orden presidencial. De esta manera, lo que se persigue es que la isla siga captando toda la cantidad de temporadistas que se pueda.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *